EL PERFUME DEL BESO

El perfume del beso.

 “Según Gordon G. Gallup de la Universidad de Albany, en el Estado de Nueva York, un beso comporta un intercambio muy complejo de información olfativa que permite al individuo captar el grado de compatibilidad. A través del beso, incluso se podría recoger información acerca de la disponibilidad de la pareja y de tener hijos, un punto importante en una relación a largo plazo y crucial para la supervivencia de  nuestra especie. Todavía es aún materia de controversia saber si los seres humanos son capaces de percibir las feromonas. A diferencia de las ratas y de los cerdos, en los cuales se haya tras la nariz y la boca,  los hombres no parece que estén dotados de órgano alguno específico para revelarle las feromonas. Sin embargo, tenemos pruebas suficientes para suponer que las feromonas juegan un papel importante en  el cortejo humano y en la reproducción. Por ello, besar es un modo muy eficaz para pasar esta sustancia de una persona a otra. La bióloga Sarah Woodland de la Universidad de Duquesne, cerca de Pittsburgh, mantiene la hipótesis de que el ser humano es capaz de percibir las feromonas a través del olfato”.
(Traducción propia, de “Il profumo del bacio”, in Citron, Lana.- Piccola enciclopedia del baccio, Milano, Antonio Vallardi Editore, 2010).

 
Volver a la página principal





Comentarios