"Maithuna", de OCTAVIO PAZ LOZANO (Méjico, 1914-1998 d.n.e.)

Poema perteneciente al libro "Ladera este", de fecha 1969  d.n.e.



    
Mis ojos te descubren
Desnuda
        Y te cubren
Con una lluvia cálida
De miradas

Una jaula de sonidos
        Abierta
En plena mañana
        Más blanca
Que tus nalgas
        En plena noche
Tu risa
        O más bien tu follaje
Tu camisa de luna
        Al saltar de la cama
Luz cernida
        La espiral cantante
Devana la blancura
        Aspa
X plantada en un abra


Mi día
        En tu noche
Revienta
        Tu grito
Salta en pedazos
        La noche
Esparce
        Tu cuerpo
Resaca
        Tus cuerpos
Se anudan
Otra vez tu cuerpo


Hora vertical
        La sequía
Mueve sus ruedas espejeantes
Jardín de navajas
        Festín de falacias
Por esas reverberaciones
        Entras
Ilesa
        En el río de mis manos


Más rápida que la fiebre
Nadas en lo oscuro
        Tu sombra es más clara
Entre las caricias
        Tu cuerpo es más negro
Saltas
        A la orilla de lo improbable
Toboganes de cómo cuándo porque si
Tu risa incendia tu ropa
        Tu risa
Moja mi frente mis ojos mis razones
Tu cuerpo incendia tu sombra
Te meces en el trapecio del miedo
Los terrones de tu infancia
        Me miran
Desde tus ojos de precipicio
        Abiertos
En el acto de amor
        Sobre el precipicio
Tu cuerpo es más claro
        Tu sombra es más negra
Tú ríes sobre tus cenizas


Lengua borgoña de sol flagelado
 Lengua que lame tu país de dunas insomnes
Cabellera
          Lengua de látigos
                   Lenguajes
Sobre tus espaldas desatados
         Entrelazados
Sobre tus senos
         Escritura que te escribe
Con letras aguijones
         Te niega
Con signos tizones
         Vestidura que te desviste
Escritura que te viste de adivinanzas


Escritura en la que me entierro
         Cabellera
Gran noche súbita sobre tu cuerpo
Jarra de vino caliente
         Derramado
Sobre las tablas de la ley
Nudo de aullidos y nube de silencios
Racimo de culebras
         Racimo de uvas
Pisoteadas
         Por las heladas plantas de la luna
Lluvia de manos de hojas de dedos de viento
Sobre tu cuerpo
         Sobre mi cuerpo sobre tu cuerpo
Cabellera
         Follaje del árbol de huesos
El árbol de raíces aéreas que beben noche en el sol
El árbol carnal            El árbol mortal


Anoche
         En tu cama
Éramos tres:
Tú yo la luna


Abro
Los  labios de tu noche
Húmedas oquedades
        Ecos
Desnacimientos:
        Blancor
Súbito de agua
        Desencadenada


Dormir dormir en ti
O mejor despertar
        Abrir los ojos
En tu centro
        Negro blanco negro
Blanco
        Ser sol insomne
Que tu memoria quema
        (Y
La memoria de mí en tu memoria)


Y nueva nubemente sube
Savia

(Salvia te llamo
Llama)
          El tallo
Estalla
         (Llueve
Nieve ardiente)
 Mi lengua está
Allá
         (En la nieve se quema
Tu rosa)
         Está
Ya
         (Sello tu sexo)
                    El alba
Salva


Leer más poemas de este autor en el blog BESOS.

Enlace recomendado:
 
Volver a la página principal





Comentarios