"El beso de la ternura", de GERARDO DIEGO CENDOYA (España, 1896-1987, d.n.e.)

Poema perteneciente al libro "Amor solo", de fecha 1951  d.n.e.



El beso de la ternura
no es el beso del amor.


El beso de la ternura,
beso que vuela a la altura,
es beso que poco dura,
lo que dura el ascensor.

Es el beso que aligera
(baja y baja la escalera),
vuela glorioso a su esfera,
plafón guillotinados

Es el balcón y la escala
nivelados ala a ala,
ruiseñor, alondra, bala.
Pisos, seis. Segundos, tres.

Es el beso aéreo, leve,
que se atreve y no se atreve,
y la asunción de la nieve
que está nevando al revés.

Qué termómetro tan corto.
Y el beso se queda absorto,
ardiendo por dentro, absorto,
absorto de pena, absorto...

Beso que acaba y no empieza.
Quietecita la cabeza,
sumisa ¿asustada? Pura.

El beso de la ternura
sí es el beso del amor.


Leer más poemas de este autor en el blog BESOS.

Enlace recomendado:
 
Volver a la página principal





Comentarios