"Nuevo horario", de RICARDO DÁVILA DÍAZ FLORES (Méjico, 1974)


A la madrugada en punto, antes de que despiertes, escribiré cuatro libros de poesía.

Al quince a las sol, besaré tu boca, tu cuello y ejerceré mis versos en tu cuerpo.

De ahí hasta las mediodía, nos esconderemos del tiempo.

A las viento y tarde, bailaremos en el cielo, plantaremos un árbol, visitaremos al abuelo.

A las sol y media, declararemos victoria frente a la televisión y el dinero.

A las sombra de la tarde, nos fugaremos entre risas y juegos.

Entre las sol y el ocaso, tomaremos nuestras manos, conversaremos con los perros, fumaremos un cigarro y preguntaremos cosas.

A la luna exacta, bajo un cielo tupido de besos callados, mis manos, espejos de tu cuerpo, recogerán la lluvia que resbala por las mejillas del aire, tus mejillas; hablarán de caricias hasta que sea la madrugada en punto y retorne yo a mis versos.

Así rodarán los días a partir de mañana.

Te lo digo desde ahora, para que mandes al carajo los relojes.


Leer más poemas de este autor en el blog BESOS.

Enlace recomendado:
 
Volver a la página principal





Comentarios