"Ella vino hacia mí", de J. GOY DE SILVA (España, s. XIX d.n.e.)


Sonrientes sus ojos me besaron,
mientras su boca
apenas sonreía,
porque, sin duda, revelar temía
el sentir que sus ojos expresaron.

¿A qué disimular si al fin cantaron
las niñas de los ojos la alegría
de asomarse a la luz de un nuevo día
en que Cupido y Psiquis se encontraron?

Eso ocurrió a la vuelta de un sendero
del jardín de la vida, en el estío.
Ella vino hacia mí con pie ligero.

Mecíase en su pecho una camelia.
Se encendió una ilusión sobre mi hastío.
¡Era mi Beatriz, no era mi Ofelia!...


Leer más poemas de este autor en el blog BESOS.

Enlace recomendado:
 
Volver a la página principal





Comentarios