"Teorema del eterno femenino", de JULIO REIJA GARCÍA (ESPAÑA, 1977--, d.n.e.)

Sea o el poeta (si y sólo si o es un hombre heterosexual y tiene cierto ritmo), r la madre de o y m el conjunto de amantes y esposas de o:

1. El segmento ro se compondrá de una serie infinita de puntos {r1, r2, r3, ..., rn}, siendo r1 limpiarle el culo a o, r2 darle la papilla, r3 no dejar bien cerrada la puerta del baño mientras r se ducha y rn decirle a o que la tiene abandonada y ya nunca va a verla.

2. El segmento mo se compondrá de una serie infinita de puntos {m1, m2, m3, ..., mn}, siendo m1 el primer beso, m2 un conjunto de apasionados encuentros sexuales, m3 la fórmula de substitución [t]xv tal que [t]xv = {t si x ≠ a; v si x = a} (donde t será el primer retoño de la feliz pareja, a la aparición de un apuesto muchacho en los alrededores y v unos cuernos de órdago) y mn un conjunto de fuertes jaquecas.

3. El segmento rm se compondrá de una serie finita de puntos {z1, z2, z3}, siendo z1 el conjunto de advertencias a o por parte de r acerca de la clase de chica que es m, z2 el conjunto de caras largas de m los domingos impares de cada mes durante el trayecto a casa de r y z3 el conjunto de puntos de intersección entre la lista de defectos que r ve en o y la de los que ve m.

La articulación de los tres segmentos ro, mo y rm formando la estructura


delimitará la superficie efectiva del cuerpo del eterno femenino.



Leer más poemas de este autor en el blog BESOS.

Enlace recomendado:
 
Volver a la página principal





Comentarios