"Clítoris, en toda inocencia", de FERNANDO ARRABAL (ESPAÑA, 1932 - d.n.e.)



Ventana de la mar para la tempestad y sus olas.
Sol de la almendra para el dardo y sus trompetas.
Luna del crepúsculo para lo lascivo y sus caprichos.
Carne del impudor para el deseo y sus tumultos.
Concubina del pubis para el macho y sus males.
Pimentero de la fusión para la alcoba y sus tigresas.
Armonía de la verticalidad para el carnívoro y sus chupetones.
Estampilla de lefa para el creador y sus alucinaciones.
Joya del orgasmo para flauta y sus dedos.
Pleno de existencia para la intimidad y sus ritos.
Taller del amor para el martirio y sus brasas.
Corazón del espasmo para la eyaculación y la lamida.
Flor del furor para el sádico y sus mordiscos.
Molino de delicias para la pistola y sus tiros.
Margarita de Eros para el libidinoso y sus fervores.
Nicho de enigma para la penetración y sus rayo.s
Ciprina de adoración para el tallo y sus carnavales.
Botón de ligue para el príapo y sus caprichos.
Rosa de besos para el adorador y sus puros.
Calibistri de locura para el bullicio y sus dilecciones.
Concha de seducción para lo precioso y sus himeneos.
Escudo de delirio para el ruiseñor y sus caprichos.
Copete de ardor para la fantasía y sus nudos.
Mandolina de calor para la flecha y sus intrigas.
Fresa de diluvio para el delirium y sus tremens.
Nido de culto para el marqués y sus ataduras.
Cajón de erección para el clavicordio y sus pasiones.
Mechón de embrujo para la daga y sus toques.
Tesoro de fiebre para el falo y sus quemaduras.
Cetro de la llama para la ceremonia y sus frenesíes.


Leer más poemas de este autor en el blog BESOS.

Enlace recomendado:
 
Volver a la página principal





Comentarios